Carreteras inteligentes evitan colapsos por clima adverso

El colapso de infraestructura vial y los damnificados que dejaron las inusuales lluvias veraniegas en Chile,  dejaron de manifiesto los desafíos que impone el cambio climático a la continuidad operacional de infraestructura crítica como las carreteras.   

Circunstancias como éstas podrán simplificarse en un futuro no muy lejano gracias a las carreteras inteligentes. En Francia se está trabajando en una tecnología vial que ayudaría a resolver rápidamente los colapsos en las calles y carreteras durante condiciones meteorológicas muy adversas.

El proyecto llamado Power Road utiliza sensores en la superficie y acumuladores térmicos de calor incrustados bajo la carretera. Estos buscan  recibir y almacenar la energía solar durante las épocas más cálidas.

Carreteras inteligentes
Sensores térmicos que absorben las temperaturas extremas. Fuente: Eurovía

Según los expertos de Eurovía, empresa a cargo del proyecto, esta energía derrite el hielo y la nieve que se acumula sobre el asfalto durante los meses de invierno. Además, el calor excedente puede ser enviado a las construcciones cercanas por los ductos de calefacción. 

En el verano, estas carreteras inteligentes pueden absorber el calor de la superficie. Esto ayudaría a bajar las altas temperaturas de zonas con alto tráfico o mucho cemento. Al igual que en lo que sucede en  invierno, el enfriamiento también podría beneficiar a los edificios cercanos. 

Según de  Eurovia, “25  m2 de Power Road podrían absorber la energía necesaria para manejar las necesidades térmicas de una casa de 70 m2 por 1 año. Y todo ello empleando energía limpia, renovable y sin ningún tipo de emisiones contaminantes”

Esta tecnología ya se ha puesto en funcionamiento en edificios de estacionamiento, donde los acumuladores térmicos benefician a las viviendas cercanas.


Fuente:
La Vanguardia, España
Eurovia, Francia

Nuevo informe que mide el comportamiento del edificio de la CchC

Tras el sismo del 23 de enero a las 21:07 hora local, el sistema de monitoreo de Huella Estructural permitió a la Cámara Chilena de la Construcción evaluar las vibraciones de su edificio corporativo.

El movimiento se produjo a 2,65 kms. al Este de Valle Nevado, lo que corresponde a un movimiento dentro de la placa Sudamericana. El movimiento telúrico, “a pesar de ser de intensidad moderada, nos entrega datos fundamentales del comportamiento de la estructura frente a un sismo intraplaca” diferente a los habituales que afectan a nuestro territorio que se producen por el choque de la Placa de Nazca con la Sudamericana, explicó el gerente de estrategia de Huella Estructural, Gonzalo Martínez de Urquidi.

El diseño estructural del edificio estuvo a cargo de VMB Ingeniería, mientras que la instrumentación y monitoreo fue implementada por Huella Estructural.

A partir de la información recogida por los 6 acelerómetros Guralp que miden las vibraciones del edificio gracias a tecnología IoT, Huella Estructural entregó un informe para público especializado. Dicho documento muestra los registros de aceleración medidos en la base del edificio y los compara con los contenidos en la Norma Chilena NCh433 – Diseño Sísmico de Edificios.

El Internet de las Cosas -IoT- permite a los sensores rescatar gran cantidad de información y hacer cálculos sofisticados para poder determinar el patrón de vibraciones del Edificio de la CChC.“El Servicio de monitoreo el entregado por Huella Estructural busca crear una conciencia estructural, es decir, saber cómo se comporta la edificación, explica Martínez.

A su juicio, este servicio facilita la toma de desiciones tanto a propietarios, administradores y organismos de seguridad urbana. “A los responsables de los edificios, la información entregada, les permite diseñar planes de mantenimiento en tiempos mucho más acotados y tomar decisiones objetivas para proteger sus activos con mayor inmediatez. Por su parte, a las autoridades de seguridad les ayuda a reducir el margen de error en sus respuestas con una interacción humana reducida” señaló el profesional.

La  instrumentación del edificio corporativo forma parte de un programa  que busca acercar la innovación en la construcción a la ciudadanía implementado por el Centro de Desarrollo Tecnológico de la CChC.

Fuente: Huella Estructural