Carreteras inteligentes evitan colapsos por clima adverso

El colapso de infraestructura vial y los damnificados que dejaron las inusuales lluvias veraniegas en Chile,  dejaron de manifiesto los desafíos que impone el cambio climático a la continuidad operacional de infraestructura crítica como las carreteras.   

Circunstancias como éstas podrán simplificarse en un futuro no muy lejano gracias a las carreteras inteligentes. En Francia se está trabajando en una tecnología vial que ayudaría a resolver rápidamente los colapsos en las calles y carreteras durante condiciones meteorológicas muy adversas.

El proyecto llamado Power Road utiliza sensores en la superficie y acumuladores térmicos de calor incrustados bajo la carretera. Estos buscan  recibir y almacenar la energía solar durante las épocas más cálidas.

Carreteras inteligentes
Sensores térmicos que absorben las temperaturas extremas. Fuente: Eurovía

Según los expertos de Eurovía, empresa a cargo del proyecto, esta energía derrite el hielo y la nieve que se acumula sobre el asfalto durante los meses de invierno. Además, el calor excedente puede ser enviado a las construcciones cercanas por los ductos de calefacción. 

En el verano, estas carreteras inteligentes pueden absorber el calor de la superficie. Esto ayudaría a bajar las altas temperaturas de zonas con alto tráfico o mucho cemento. Al igual que en lo que sucede en  invierno, el enfriamiento también podría beneficiar a los edificios cercanos. 

Según de  Eurovia, “25  m2 de Power Road podrían absorber la energía necesaria para manejar las necesidades térmicas de una casa de 70 m2 por 1 año. Y todo ello empleando energía limpia, renovable y sin ningún tipo de emisiones contaminantes”

Esta tecnología ya se ha puesto en funcionamiento en edificios de estacionamiento, donde los acumuladores térmicos benefician a las viviendas cercanas.


Fuente:
La Vanguardia, España
Eurovia, Francia

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *