Colapso acuario Berlín: No sólo un sismo daña una estructura

Poco antes de las 5:45 de la mañana se se oyó un ruido muy fuerte en el hotel Radisson Blu de Berlín. Al instante, partes de la fachada del edificio salieron volando a la calle. Esto, debido al colapso del acuario de casi 14 metros de altura  emplazado en el lobby del recinto.  Se trata del AquaDom, un tanque  cilíndrico que contenía un millón de litros de agua y albergaba a casi 1500 peces tropicales.

El siniestro dejó 2 personas con heridas leves, la pérdida casi total de las 1.500 especies marinas  que lo habitaban y una fuerte destrucción en la recepción, cafetería y tiendas apostadas en el lugar. Las causas aún  son materia de investigación, pero se especula que pudo haber sido ocasionado por fatiga de material.

¿Fatiga  o Creep?

Equipos especializados ya se encuentran investigando la causa del colapso. Según Sea Life Oberhausen, empresa a cargo de la mantención del acuario, se trata de un evento “único y sin precedentes”.   Para el ingeniero civil estructural y cofundador de Huella Estructural, Arturo Castillo, otra sería la causa de la explosión del acuario.  Según el experto, fatiga de material “es cuando uno toma un clip (un alambre) y lo dobla repetidamente, de un lado, hacia el otro hasta que se quiebra. Yo creo que es más bien un agotamiento del material por creep” explicó.

Este fenómeno es uno de los diversos tipos de falla del material y  se define como la tendencia de un sólido de deformarse de forma permanente bajo la influencia de la presión. Suele ser el resultado de la exposición prolongada a altos niveles de presión que se encuentran por debajo de la fuerza límite del material.

El acuario fue reformado por última vez en 2020. Durante las obras de mejora, se drene toda el agua del tanque y los peces fueron trasladados a acuarios en el sótano del edificio. 
Fuente: DW

Monitoreo de Salud de estructuras especiales: Una necesidad básica

El colapso de esta estructura sucedió a pesar de que Sea Life, empresa que administra el aquario de Berlín y el colapsado AquaDom,  realiza controles de seguridad de forma regular.  Según los expertos de Huella Estructural, el incidente deja de manifiesto la importancia  del monitoreo constante,  en tiempo real y minimamante invasivo de  todo tipo de construcciones.  

”No  solo un evento agudo como un sismo, una explosión o un choque dañan las estructuras.  Hay otro tipo de daño, uno silencioso que es resultado de la exposición prolongada a altos niveles de presión que se encuentran por debajo de la fuerza límite del material” explicó Castillo.  Entonces, si se quiere garantizar la continuidad operacional de este tipo de estructuras, proteger la vida de las personas y en este caso de fauna acuática es necesario un monitoreo de salud estructural constante, en tiempo real y minimamente invasivo, concluyó el experto. 

CURIOSIDADES DEL AQUADOM
El AquaDom fue inaugurado en diciembre del año 2003.
Según los informes, su construcción costó alrededor de unos US$12,8 millones.
Contenía más de 100 especies diferentes de peces, entre los cuales, albergaba peces tang azul y payaso, dos coloridas especies conocidas por la popular película de animación “Buscando a Nemo”.
Desde su creación se transformó en una de las grandes atracciones turísticas en Berlín.
El viaje en el ascensor a través del tanque tropical tenía una duración aproximada de 10 minutos.
Tenía el récord mundial Guinness por ser el acuario cilíndrico más grande del mundo.

Fuentes:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *