Colapso Puente Baltimore: La importancia de monitoreo de  infraestructura crítica

Colapso Puente Baltimore 2024

En menos de un minuto, el puente Francis Scott Key se derrumbó tras el impacto de un buque carguero de 100.000 toneladas, causando pérdida de vidas humanas y bloqueando el acceso a gran parte del puerto de la ciudad. Este evento ha tenido un impacto significativo en varios aspectos de la cadena logística de una ruta comercial crucial para los Estados Unidos.

Para Felipe Martínez Valle, CEO de Huella Estructural, el colapso del viaducto de Baltimore nos recuerda la importancia de la mantención y el monitoreo de salud estructural de este tipo de activos críticos. “Se trata de un impacto a 3 niveles, estamos hablando de afectación del intercambio comercial, de infraestructura y en costos de seguros” comentó el ejecutivo.

Según datos de la gobernación de Maryland, el puerto de Baltimore es un punto clave de intercambio de vehículos, maquinaria pesada y carbón, generando cerca de 15 mil empleos y transacciones valuadas en U$52,3 millones en 2023. Además, estimaciones preliminares de aseguradoras marítimas sugieren daños superiores a U$4.300 millones, superando incluso al hundimiento del Costa Concordia en 2012.

Baltimore es el principal puerto de EE. UU. para el envío de automóviles, importando y exportando más de 750,000 vehículos en 2022, según la Alianza para la Innovación Automotriz. Créditos : Chip Somodevilla/Getty Images

Causas del colapso: un efecto dominó

Expertos coinciden en que el derrumbe del Key Bridge no se debió a un evento catastrófico repentino, sino al resultado de múltiples factores subyacentes. Anita L. Carson, Directora del departamento de Gestión y Operaciones de la Escuela de Negocios de la Universidad de Boston, explicó: “En lugar de ser causados por un solo error, una serie de problemas menores se alinearon catastróficamente para causar daño humano”. El barco perdió potencia cuando salía del puerto antes de pasar bajo el puente, los fuertes vientos y corrientes lo empujaron hacia el puente, que era un puente antiguo con un soporte insuficiente para resistir la pérdida de uno de sus pilares y el Puerto de Maryland no requería asistencia de remolque, por lo que no había respaldo para el barco mismo cuando perdió la dirección.

Pero este accidente no parece ser un hecho aislado. Según el último informe sobre infraestructuras de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles, alrededor del 7,5% de todos los puentes en Estados Unidos se consideran estructuralmente deficientes y están en mal estado. Cada día se realizan 178 millones de viajes a través de estos puentes estructuralmente deficientes.

El rol de monitoreo de salud estructural:
Con estas cifras, el monitoreo de la salud estructural emerge como una herramienta esencial para detectar problemas potenciales antes de que se conviertan en crisis de manera rápida, eficiente y centralizada. El CEO de Huella enfatiza que este tipo de incidentes debe ser una llamada de atención para los responsables de la infraestructura crítica en todo el mundo.

Aunque el monitoreo por sí solo no es una solución infalible, es un paso crucial en la protección y mantenimiento de nuestras infraestructuras esenciales. Además, puede contribuir significativamente a prolongar la vida útil de las estructuras al abordar problemas de manera oportuna y evitar un mayor deterioro.

Aunque el monitoreo por sí solo no es una solución infalible, es un paso crucial en la protección y mantenimiento de nuestras infraestructuras esenciales. Además, puede contribuir significativamente a prolongar la vida útil de las estructuras al abordar problemas de manera oportuna y evitar un mayor deterioro.

En última instancia, garantizar la seguridad de las personas y prevenir tragedias evitables debe ser una prioridad. Con un monitoreo adecuado, podemos identificar y abordar los problemas a tiempo, asegurando así la integridad de nuestras estructuras y la seguridad de nuestra comunidad.

Fuentes:



× ¡Conversemos!